miércoles, 29 de marzo de 2017

Carta de Jung a Bill

La respuesta de Jung, que en la línea de la fecha dice Kusnacht Zurich, 30 de enero de 1961, se lee en su integridad:

"Estimado Sr. wilson:

Realmente su carta ha sido muy bienvenida.

Ya no había vuelto a tener ninguna noticia de Rowland H. y, con frecuencia, me preguntaba cuál habría sido su destino. Nuestra conversación, de la cual le informó de una manera adecuada, tuvo un aspecto del que él no supo. La razón por la que no podía decirle todo fue que en aquellos días yo tenía que ser extremadamente cuidadoso con lo que decía, ya que me di cuenta de que era malinterpretado en todas las formas posibles, y por eso fui muy cuidadoso cuando hablé con Rowland H.; pero, en lo que pensé en realidad, fue en el resultado de muchas experiencias con hombres de su tipo.

Su ansia de alcohol era el equivalente a un nivel bajo de sed espiritual de nuestro ser por la integridad que, expresado en lenguaje medioeval, es: la unión con Dios.

¿Cómo podría formular una cierta percepción así en un lenguaje que no sea mal interpretado en nuestros días? 

La única forma correcta y legítima de una experiencia así, es que en la realidad te sucede y que sólo ocurre cuando caminas sobre una senda que te conduce a una comprensión más alta. Tú podrías ser conducido a esa meta por un acto de la gracia o mediante un contacto personal y honesto con amigos, o por medio de una educación más alta de la mente, más allá de los confines del mero racionalismo. Por su carta veo que Rowland H. ha escogido el segundo camino que, bajo las circunstancias, de una manera evidente, era el mejor. 

Estoy fuertemente convencido de que el principio del mal que prevalece en este mundo y que conduce a la perdición, o a la necesidad espiritual más elevada sin reconocer, si no es contrarrestado por una percepción religiosa real o por el muro protector de la comunidad humana. Un hombre ordinario, que no está protegido por una acción desde lo alto o se encuentra aislado de la sociedad, no puede resistir el poder del mal, al que muy aptamente se le llama Diablo; pero el uso de esas palabras hace surgir tantos errores, que uno sólo puede permanecer alejado de ellas tanto como le sea posible. 

Estas son las razones por las que no pude dar a Rowland H. una explicación plena y suficiente, pero me estoy arriesgando con usted en atención a su muy decente y honesta carta, concluyo que ha adquirido su punto de vista acerca de las engañosas sandeces que uno escucha, por lo general, acerca del alcoholismo.

Alcohol en latín es spiritus y se utiliza la misma palabra para la más alta experiencia religiosa, al igual que para el más depravante veneno. Por lo tanto la fórmula útil es spiritus contra spiritum.


Agradeciéndole una vez más su amable carta, quedo a Ud., sinceramente, C. G. Jung".

5 comentarios:

  1. Quisiera leer la carta de Bill W.a Carl Jung para tener la idea completa del mensaje.La buscare. Alguien tiene esa informacion? "Tal como lo ve Bill"... ???

    ResponderBorrar
  2. La carta no está completa le hace falta la conclusion

    ResponderBorrar
  3. En qué parte de la literatura de AA se encuentra está carta ?

    ResponderBorrar
  4. Gracias por está valiosa joya ,Dios los Bendiga

    ResponderBorrar