viernes, 28 de abril de 2017

EL PADRE NUESTRO EN AA

¿Cuáles son los antecedentes de la costumbre de rezar el Padrenuestro en las reuniones de A.A.?
R. En el libro El Dr. Bob y los buenos pioneros, se menciona que la oración se rezaba desde los mismos comienzos de la Comunidad, ya para los años 1938 y 1939, si no antes. En aquel entonces, no había literatura de A.A., y los grupos acudían para su inspiración y orientación a oraciones ya existentes, y a la Biblia y la literatura del Grupo Oxford.
Bill W. comentó varias veces en su correspondencia sobre el uso del Padrenuestro en los tiempos pioneros. En una misiva dirigida a un miembro en 1959 dijo:
“Es probable que esta costumbre la hayamos sacado de los Grupos Oxford que tenían mucha influencia en los primeros días de A.A.  Al leer A.A. llega a su mayoría de edad ya te has enterado de la conexión que esa gente tenía con A.A. Creo que era costumbre suya rezar el Padrenuestro al cerrar sus reuniones. Y de allí se convirtió fácilmente en costumbre nuestra”.
                            Y en una carta de 1955, Bill escribió lo siguiente:
“Por supuesto que siempre habrá algunos que parecen sentirse ofendidos si se reza cualquier oración en una reunión de A.A. Y a veces se quejan de que el Padrenuestro es un texto cristiano. No obstante, esta oración es tan bien conocida y de un uso tan generalizado que la objeción de que es de origen cristiano parece un poco inverosímil. Además, es cierto que la mayoría de los A.A. creen en algún tipo de dios con quien la comunicación es posible y la fortaleza asequible por medio de su gracia. Dado que esto es el consenso, parece justo que se utilicen por lo menos la Oración de la Serenidad y el Padre nuestro en conexión con las reuniones de A.A. No parece necesario someternos a los deseos de nuestros principiantes ateos o agnósticos hasta “poner nuestras lámparas debajo de un almud”.
No obstante, en nuestra área, el coordinador de la reunión suele pedir a quienes quieren hacerlo que se unan con él para rezar el Padrenuestro. Lo peor que puede pasarles a quienes tienen objeciones es tener que escucharla. Éste es, sin duda, un ejercicio saludable de tolerancia en su actual etapa de desarrollo”.
Como queda claramente indicado en la carta de Bill de 1955, la cuestión de rezar el Padrenuestro en las reuniones ha sido controvertida en algunos círculos desde casi el comienzo. La OSG ha respondido a cartas con referencia a este asunto desde los años 50 y 60. Numerosos artículos sobre la cuestión han venido apareciendo en Box 459 y el AA Grapevine, y la Conferencia de Servicios Generales la ha considerado con frecuencia. Por ejemplo, en la Conferencia de 1962, se sacó la siguiente pregunta de la Canasta de Preguntas: “Pregunta: ¿Qué se hace cuando individuos no quieren ponerse de pie cuando se reza el Padrenuestro? Respuesta: La participación, o no participación, en rezar el Padrenuestro se debe considerar un asunto de conciencia y criterio individual y personal”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario